Páginas

jueves, 20 de diciembre de 2018

Javier Marías... ¿Telebasura?

















Contra-argumentación... Un estilo de texto bien interesante que hemos tenido que detallar, respondiendo a un texto sobre redes sociales, o bien sobre la telebasura en España... Junto con César López hemos decidido responder al segundo, y este ha sido el resultado. Posteriormente podréis encontrar una nueva entrada comentando los tipos de argumentos (e incluso alguna que otra falacia) que hemos usado en el texto.




Resulta hipócrita tachar a un país entero de enfermo e inculto ensalzando su persona de manera indirecta como sabio y ser incapaz de respetar los gustos de la gente , pues es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio. Así se demuestra en este texto de Javier Marías donde susodicho autor trata de ridiculizar y menospreciar intelectualmente a un país entero por sus gustos y opiniones mediante generalizaciones.

Se hace una referencia a la programación de compañías españolas, sobre todo de Mediaset, cuya cadena líder es a su vez la más vista de toda España siendo líderes a nivel nacional por más de 13 meses consecutivos donde solo Telecinco acumula más del 14% de tele-espectadores diarios. Esos datos indican que son una cadena de gran magnitud, lo cual aumenta puestos de trabajo, que a su vez incrementan el dinero generado para el estado mediante impuestos… En el caso de que se produjese un cambio en el contenido podría suponer una gran pérdida de audiencia que generaría a su vez disminución de puestos de trabajo e ingresos generados para el estado.
Supongamos que la programación televisiva es un libro, lo que alguien puede ver ridículo o incluso tacharlo de bazofia, para otra persona puede ser increíblemente ameno e interesante. No somos Dios para decidir que ha de gustarle a una persona ni tenemos el derecho de hacerlo puesto que eso sería incluso una tiranía, no todo el mundo disfrutamos de “Harry Potter” o “Star Wars” pero sigue teniendo millones de leales seguidores, no somos quien para imponer nuestras ideas ni para ridiculizarlos por sus gustos como uno de esos abusones del colegio. Si algo tiene muchas visitas, tiene que ser por algo, de modo que no es lógico que sea tan horrible como es descrito por Javier Marías.

Hemos de admitir que esa programación no es de gusto de todos, pero hay muchas más opciones… Pero aun así se alza por encima de la competencia. Personalmente, aunque no nos consideramos fans, nos llena de alegría ver a nuestras abuelas emocionarse tanto por que su concursante favorito de algún reality show ha ganado, o verlas tan entretenidas , y no creo que seamos las únicas personas que disfruten de la emoción de un pariente al consumir contenido similar. Al final, sobre gustos no hay nada escrito, y mientras no se dañe al prójimo no debería suponer un problema.

2 comentarios:

  1. Estupenda argumentación, y muy bien escrita. Poco más se puede pedir. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. (Soy la profe, eh, pero logueada con la cuenta de la Biblio...)

    ResponderEliminar